Gestión de la energía: las empresas pueden reducir sus costes energéticos

24. julio 2022
Imagen de retrato de Michael Wentler
Dipl.-Ing. Michael Wentler,
Director General Höppner
Management & Consultant GmbH

Muchos líderes empresariales consideran que el aumento de los precios de la energía es una gran amenaza para sus organizaciones. Los acontecimientos actuales están exacerbando visiblemente este riesgo. Un sistema sistemático de gestión de la energía según la norma DIN EN ISO 50001 y las auditorías energéticas según la norma DIN EN 16247 pueden contribuir eficazmente a reducir de forma significativa los costes energéticos. Con la ayuda de un sistema de gestión de la energía, se identifican y aumentan los potenciales de ahorro energético.

Las cifras son aterradoras desde hace tiempo. Según un estudio de e.optimum, que dice ser la mayor asociación independiente de compra de energía para empresas de Alemania, el 20% de todos los directivos de empresas encuestados en 2016 y 2017 ya nombraron los costes energéticos como el mayor lastre para el futuro de las pymes.

La nueva situación con la guerra en Ucrania y la alta inflación no facilita la situación. «La guerra entre Rusia y Ucrania ha vuelto a aumentar el peso de los altos precios de la energía y las materias primas sobre las empresas. Pero incluso en la última encuesta empresarial del DIHK, realizada poco antes de que comenzara la guerra, dos tercios de las empresas de todos los sectores y regiones mencionaron los precios de la energía y las materias primas como uno de los principales riesgos empresariales. En la industria, hasta el 85% lo declaró. Por tanto, estas cifras son más altas que nunca. Y ahora la situación empeora aún más», afirma la Asociación de Cámaras de Industria y Comercio Alemanas (DIHK).

Las empresas alemanas están especialmente sobrecargadas

Continúa diciendo: «El fuerte aumento de los precios está teniendo un impacto masivo en la economía alemana. Las empresas medianas ya tenían que pagar los precios más altos de Europa en la época anterior a la crisis, también debido a las cargas estatales adicionales: aproximadamente el doble que las empresas comparables en Francia. Es cierto que la tasa EEG se suprimió el 1 de julio de 2022, medio año antes de lo previsto. Sin embargo, sólo compensa una parte de los mayores costes de adquisición, subraya la DIHK.

Mucho antes del estallido de la guerra, la Asociación de Cámaras de Industria y Comercio Alemanas ya había constatado en una encuesta que el aumento de los precios de la electricidad y el gas estaba causando grandes dificultades a gran parte de la economía alemana. En ese momento, tres cuartas partes de las empresas citaron los precios de la electricidad y el gas como un lastre para su actividad. Casi la mitad de las cerca de 600 empresas de todos los sectores que participaron en la encuesta temen incluso perder su propia competitividad en Alemania como lugar de negocios debido a los elevados precios de la electricidad y el gas. «El panorama que pintan las empresas es muy preocupante», comentó entonces el presidente de la DIHK, Peter Adrian, sobre los resultados de la encuesta. «Los elevados precios de la electricidad y el gas ya están privando a un tercio de las empresas del margen financiero necesario para futuras inversiones. Se ven afectadas áreas centrales como la protección del clima, la investigación y la innovación, pero también las inversiones en las respectivas actividades principales de las empresas.»

Mejorar continuamente la eficiencia energética de las empresas y organizaciones

Pero, ¿qué pueden hacer las empresas para «controlar» esta situación y optimizar sus costes energéticos a largo plazo? Consumir menos energía no suele ser posible sin más. Las instalaciones de producción, las oficinas, etc., no pueden utilizarse sin energía. Por lo tanto, las empresas rara vez pueden proporcionar su propio alivio financiero simplemente ahorrando energía.

Una solución es un sistema sistemático de gestión de la energía conforme a la norma DIN EN ISO 50001. La norma ISO 50001 es un conjunto de normas reconocido y completo que se utiliza en una amplia gama de tamaños de empresas y sectores desde 2011. Esto ofrece oportunidades para mejorar continuamente la eficiencia energética en las empresas y organizaciones y para reducir el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas. La supervisión constante de la energía también contribuye a reducir considerablemente los costes.

La gestión de la energía influye en los procesos organizativos y técnicos

Un gran número de empresas y otras organizaciones utilizan ya un sistema de gestión de la energía, según la Agencia Federal de Medio Ambiente. Según la autoridad, esto significa: «Con la ayuda de un sistema de gestión de la energía, se identifican y aumentan los potenciales de ahorro energético. Esto requiere, entre otras cosas, identificar y evaluar las fuentes de energía, los flujos de energía y las áreas con un uso significativo de energía. El sistema de gestión de la energía ayuda así a tomar decisiones de inversión en eficiencia energética».

Según la Agencia Federal de Medio Ambiente, la gestión de la energía contribuye así a la decisión de invertir en eficiencia energética. Para conseguir también mejoras a largo plazo en la eficiencia energética, las empresas establecen una política energética para toda la organización, fijan objetivos energéticos, crean planes de acción y miden la consecución de los objetivos mediante indicadores clave de rendimiento. Además, la gestión energética influye en los procesos organizativos y técnicos de la empresa, así como en el comportamiento de los empleados. «Por ejemplo, se regulan las responsabilidades de los procesos relevantes para la energía, se definen los procedimientos de comunicación y se identifican y garantizan las competencias necesarias del personal», dice la Agencia Federal de Medio Ambiente.

Hasta un diez por ciento de ahorro posible gracias al sistema de gestión de la energía

La ventaja: la norma internacional DIN EN ISO 50001 «Sistemas de gestión de la energía» no es específica del sector y puede ser aplicada por pequeñas y medianas empresas hasta grandes corporaciones o autoridades públicas. Por lo tanto, es tarea de la empresa respectiva que aplica la norma en su empresa adaptar los requisitos formulados en la norma ISO 50001 de forma adecuada a sus propias necesidades y aplicarlos. Según la Agencia Alemana de la Energía (dena), las empresas pueden ahorrar alrededor de un diez por ciento de sus costes energéticos gracias a medidas organizativas tras la introducción de la gestión energética.

En Höppner Management & Consultant implantamos de forma profesional la norma DIN EN ISO 50001 «Sistemas de gestión de la energía» en su empresa y conseguimos así un proceso de mejora continua como medio para alcanzar el respectivo objetivo definido con respecto al rendimiento energético de una organización. Nuestro enfoque se basa en el método «Planificar – Implementar – Comprobar – Actuar» («Plan-Do-Check-Act», PDCA) e incluye los elementos de

  • Requisitos generales
  • Responsabilidad de la dirección
  • Política energética
  • Planificación energética
  • Introducción y aplicación
  • Revise
  • Evaluación de la gestión (revisión de la gestión)

Por ello, las empresas necesitan asesoramiento tanto para la implantación como para la mejora continua de sus sistemas de gestión energética. Los especialistas de Höppner Management & Consultant también están disponibles como auditores internos bien formados y con experiencia para realizar auditorías internas del sistema de gestión energética con el fin de obtener una visión externa y objetiva de la empresa y del sistema de gestión energética correspondiente. De este modo, se pueden identificar nuevos potenciales de optimización y necesidades de actuación, que las empresas pueden utilizar para su desarrollo personal.


Fuente de la imagen: Foto de Avinash Kumar en Unsplash